domingo, 25 de febrero de 2018

Cerveza Tempest Red Eye Flight. Escocia.


La aventura de Tempest Brewing comenzó cuando sus fundadores, el escocés Gavin Meiklejohn y la neozelandés Annika, se conocieron trabajando en una cervecería en la Columbia Británica a finales de los 90. Fue aquí donde hallaron su inspiración. Gavin trabajaba como chef, y veía que el tipo de cervezas que se producían no las encontraba a su vuelta a casa en Escocia. Se dio cuenta que podía elaborar cervezas con los mismos altos patrones que su comida.
Con eso, su viaje los llevó al otro lado del planeta, a Nueva Zelanda, donde construyeron un kit en su garaje y aprendieron todo desde cero. Fue en ese garaje donde Gavin elaboró el buque insignia de Tempest Brewing, su Pale Ale Long White Cloud, inspirada en los frescos y bravos lúpulos de la región. Con el toque creativo y la mente aguda de Gavin para los perfiles de sabor, las cervezas poseían un sabor magistral que les dio el impulso para ir más allá.
De vuelta a Escocia, viajaron por todo el país buscando el lugar perfecto para implantar su fábrica de cerveza, hasta que encontraron un restaurante en Kelso con un enorme potencial. El edificio necesitaba restauración y vertieron todos sus esfuerzos en crear The Cobbles: un fantástico gastro pub que ganó rápidamente una gran reputación con alimentos de alta calidad y un ambiente acogedor. Después de tres años en la cocina, Gavin decidió seguir adelante y comenzar su cervecería. Encontró un espacio en la antigua vaquería Kelso, construyó un equipo de 800 litros y fundó Tempest Brewing Company en abril del 2010.
Pasó la mayoría de su tiempo en la cocina usando sus habilidades como cocinero, y el resto del tiempo lo aprovechaba en su pequeña fábrica para crear cervezas frescas y creativas que reflejaban su pasión por la cerveza de alta calidad. A partir de ahí, fueron viento en popa gestando emociones y cervezas innovadoras, aunque no pudieron elaborar suficiente para la gente de toda Escocia. Incluso después de una expansión a 16 hectolitros, se dieron cuenta de que iban a necesitar más espacio para mantenerse al día.
En febrero del 2015, se cambiaron a una fábrica de cerveza de 30 hectolitros en Tweedbank, en la frontera escocesa, a unos 30 kilómetros al sur de Edimburgo. Poseían una línea de embotellado, nuevos tanques y nuevos miembros en el equipo, lo que les permitió seguir haciendo lo que sabían hacer a mayor escala. El uso de ingredientes frescos, un equipo apasionado y una creatividad sin fin, continúan la aventura que iniciaron Gavin y Annika.
Con los años, muchas cosas han cambiado pero su visión se ha mantenido firme. Frescura, ser innovadores, respetar la artesanía y la alta calidad por encima de todo. Hacen cerveza de la que se sienten orgullosos y que les gustaría beber.
Elaboran su cerveza inspiradas en su historia como fábrica de cerveza; a partir de los lúpulos que encontraron en Nueva Zelanda y gracias a los productos locales de Escocia.

Premio:

Ganador - Oro - Best Porter, Scottish Beer Awards 2016.


Tempest Red Eye Flight

Estilo: Porter
IBU: 50
Graduación: 7.4 %
Calorías: 222
Código de Barras: 5060395540012
N* DE Serie: B 000228
Temporada: Todo el año
Ingredientes: Maltas: Golden Promise, Flaked Oats y muchas maltas oscuras más Demerara Sugar, Coffee Beans, Cocoa Powder.  Lúpulo: Columbus, América del Norte.
Elaborada: Tempest Brewing Company.
Adquirida: La Casa Del Cervecero. Ponferrada.



Cerveza de un color negro con una cabeza espesa y espumosa color canela que desaparece muy lentamente. El aroma es caramelo, chocolate amargo, café molido, muy cargado. El sabor es de café muy amargo, fuerte, el tostado de malta domina en un inicio, pero poco a poco el café y chocolate amargo aparecen como dominadores en boca. El retrogusto es seco y la amargura persiste por un tiempo. En general, una cerveza muy sabrosa de una gran cervecería

No hay comentarios:

Publicar un comentario